Dinero prestado demasiado rápido

Dinero prestado demasiado rápido pero ¿a qué precio para el cliente?

Las firmas de concesión de créditos rápidos han proliferado en los últimos años en España al calor de la crisis financiera y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios. Pero hay que comprender que pese a la facilidad con que prestan el dinero, cobran tipos de interés demasiado elevados para la cantidad que finalmente reciben sus clientes.

El reciente lanzamiento de Movistar Money, la plataforma de préstamos al consumo que la compañía Telefónica ha creado en colaboración con Caixabank, ha vuelto a poner sobre la mesa el papel protagonista que han adquirido durante los últimos años las firmas de concesión de créditos rápidos. El estrechamiento del precio oficial del dinero por parte del Banco Central Europeo ha obligado a las entidades financieras a revisar sus políticas de concesión de créditos, mermando la capacidad adquisitiva de los consumidores, bien para adquirir viviendas o automóviles, bien para pagar unas vacaciones o el colegio de los niños.

Atrás parecen haber quedado los años del boom del ladrillo, donde las entidades concedían créditos hipotecarios por encima del valor de la vivienda con el reclamo de tener más dinero para amueblar y renovar el vehículo, situación que creó un círculo vicioso para los consumidores.

La crisis impuso limitaciones de capital a los bancos y un mayor control del riesgo a la hora de conceder créditos, lo que obligó a las oficinas bancarias a analizar concienzudamente cualquier petición que no contara con un respaldo suficiente por parte de sus clientes. De esta forma fueron proliferando las firmas de créditos rápidos, que aprovecharon una necesidad de falta de liquidez para afrontar el día a día, en un contexto de crisis económica y pérdida de poder adquisitivo de los salarios.

Banco Central Europeo | créditos rápidos

Banco Central Europeo / Imagen: Wikipedia Commons

Dinero rápido con pocos trámites

Precisamente la principal característica de las firmas de concesión de créditos rápidos consiste en que facilitan un préstamo que, normalmente, oscila entre los 600 euros y los 12.000 euros, con un plazo de devolución inferior a los cinco años y cuya aprobación no supera las 48 horas una vez que se ha recibido toda la documentación, que incluso se puede hacer por teléfono e internet. Un trámite que en muchos casos se circunscribe a facilitar los datos personales, la cuenta bancaria y el documento de identidad, sin ni siquiera disponer de nómina, y en cuestión de horas el cliente puede disponer de su préstamo personal.

Existen numerosas firmas en internet que han proliferado durante estos años, con este reclamo de la facilidad de solicitar dinero de forma casi instantánea. Basta realizar una búsqueda sencilla en Google para encontrar infinidad de ofertas. El negocio se ha hecho tan jugoso que hasta las entidades financieras tradicionales se han apuntado a esta tendencia, ofreciendo a sus clientes la posibilidad de disponer de préstamos personales con menos trámites de los habituales, siempre que la cantidad solicitada sea inferior a 12.000 euros de media. E incluso han invertido en firmas financieras de tecnología o fintech para competir directamente en este mercado.

Numerosas firmas en internet han aparecido con el reclamo de dar dinero casi instantáneamente Click Para Twittear

Altos tipos de interés

El truco de este tipo de préstamos reside en los altos tipos de interés que imponen al acreedor, que oscilan del 3,5% al 25% e incluso más del 100% en algunos casos. Y aquí está la clave del éxito del negocio para este tipo de empresas: prestan su dinero de forma rápida y con pocos trámites a cambio de que el cliente esté dispuesto a pagar un tipo de interés por el préstamo muy elevado, que varía en función de la cantidad solicitada y el plazo de devolución del dinero. Algunas firmas incluso llegan a poner un tipo de interés cero, es decir, prestan gratis el dinero, como forma de enganchar a un cliente en sucesivas operaciones, por cantidades que en muchos casos no superan los 300 euros.

Pero los clientes de este tipo de préstamos rápidos desconocen que el Tribunal Supremo declaró a finales de 2015 que cualquier tipo de interés por encima de la media del mercado es usura y por tanto nulo. Un dato que abrió una brecha para posibles reclamaciones de los usuarios de este tipo de créditos, cuyas empresas se escudan en la alta tasa de impagos que deben afrontar.

¿Por qué un cliente estaría dispuesto a pagar un tipo de interés tan alto para obtener un préstamo? Click Para Twittear

¿Por qué un cliente estaría dispuesto a pagar un tipo de interés tan desorbitante para obtener un préstamo? La falta de cultura financiera, en muchos casos, y el endeudamiento de los hogares españoles, por otro lado, explican en parte esta situación. Según la última ‘Encuesta Financiera de las Familias’, publicada a principios de año por el Banco de España, la crisis ha supuesto una reducción de casi el 20% de la riqueza media de los españoles, que ha pasado a ser de 245.600 euros en 2014. Esto ha significado que la renta mediana de los hogares españoles ha bajado hasta los 22.700 euros en ese año, cuando en 2008 alcanzaba los 27.700 euros.

Un estudio presentado recientemente por la firma de asesoramiento Finanbest ponía de manifiesto que el endeudamiento de los españoles supera en un 13% la media de la zona euro y como más del 56% de las familias españolas no consigue ahorrar (otros estudios aumentan esta cifra incluso al 70%). El estudio también destacaba que el 46% de los españoles no es capaz de responder a preguntas financieras básicas, razón que explicaría los elevados tipos de interés que cobran las firmas de crédito rápido en la concesión de sus préstamos, pues probablemente gran parte de sus clientes no sepa identificar el riesgo de usura al que están expuestos.

En la actualidad existen numerosas herramientas y plataformas que pueden facilitar una planificación adecuada del patrimonio financiero, al tiempo que permiten gestionar los ingresos y gastos de una forma ajustada al presupuesto familiar, sin tener que recurrir en un caso extremo al peligro de los préstamos rápidos.


Referencias
– ‘Encuesta Financiera de las Familias – EFF 2014’ Banco de España, 2014. Disponible en http://www.bde.es/bde/es/secciones/prensa/Agenda/Encuesta_Financ_833fd1ae21fc951.html [19-06-2017].
– ‘I Estudio sobre la Evolución del Ahorro de las Familias Españolas’ Finanbest, 2017. https://www.finanbest.com/wp-content/uploads/2017/06/Informe-FINANBEST-Ahorro-Familias-Espa%C3%B1olas-MAYO-2017.pdf
– ‘El Supremo pone coto a la usura en los créditos rápidos’ [online] El Mundo, 2015. Disponble en: http://www.elmundo.es/economia/2015/12/01/565cc528ca474164758b45bc.html [19-06-2017].
Ángel Alonso

Acerca de Ángel Alonso

Peridodista con más de diez años de experiencia en información económica, especializado en planificación financiera, gestión patrimonial, fondos de inversión y planes de pensiones. He trabajado en el diario económico Negocio y en el diario digital Vozpópuli.

3 comentarios en “Dinero prestado demasiado rápido pero ¿a qué precio para el cliente?

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios *
Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>